11 ago. 2006

El Barrio de la Veleta.











Monte Castro es un barrio de casas sencillas, familiares, de las de antes... Todavía no fue invadido por los enormes shoppings ni los altos edificios.
Si te gusta, todavía podés andar en bicicleta por sus pasajes, que son callecitas cortas y angostas, atrapadas por el tiempo.
Está cerca de Devoto, a un paso de Villa Luro (aguante Vélez), pegado a Floresta y lindante a Villa Real (otro día la veleta te cuenta esa historia...)

Es un lindo barrio...sobre todo porque allí está la escuela de mi corazón, la más linda (para mí).

Si hacés clik en la imagen vas a saber más sobre Monte Castro.


2 comentarios:

pali randi trapanese dijo...

HOLA!!! Si, yo otra vez, siempre haciendo comentarios!!!
Les cuento que yo siempre viví en este barrio, en realidad, mi mamá también siempre vivió en este barrio...para ser más exactos, en esta misma casa!!!!
Mi abuelo la construyó cuando Bermudez era de tierra y casi todas las casas que habían por acá eran quintas. Después construyó su local, donde vendía materiales de electricidad (él era electricista, cualquiera que viva en este barrio desde hace un tiempito lo conocía a Don Salas). Como la casa es grande, a medida que sus hijos se fueron casando, les fue haciendo lugarcito, subdiviéndola en departamentos, todos conectados por un hermoso patio. En esta casa crecí, teniendo de vecinos a mis abuelos por un lado, y a mis tios y primas por el otro...La mejor infancia que uno puede desear. Después se mudaron mis tíos, falleció mi abuela...y yo me quise casar. Adivinen qué: Mi abuelo me hizo un lugar!!!
Ahora vivo en el departamento que era de él, y todos los días lo recuerdo.
No se puede salir a la calle sin que alguien me pregunte si soy la nieta de Salas, la arquitecta (porque él le contó a todo el mundo que estaba estudiando arquitectura).
Y yo con mucho orgullo digo que sí.
y con mucho orgullo, en el cartel de la calle dice Randi SALAS, arquitecta, porque así lo hubiera soñado él.
OOps, me puse un poquito melancólica, no??
Pero la verdad es que no se puede hablar de Monte Castro sin nombrar a su eléctricista: MI ABUELO. Emilio Salas. (los que lo conocieron saben que es así)

Tu seño dijo...

Gracias Pali!
Qué maravilla poder ser parte del barrio, de esta manera.

Me imagino a tu abuelo...

Electricista con amor!

Nos hace bien conocer estas historias familiares.
Un beso! ♥

ir arriba