21 abr. 2008

Muy amarillas. Postales en otoño.

Son amarillas,
caen en otoño,
parecen cintas,
parecen moños.

Y al tropezar
en las veredas
ellas no juegan,
solo se enredan.

Y yo las piso
con mi zapato
para que crujan
un largo rato.


Isabel Muñoz.
ir arriba